Volver a la lista 

América Latina: Excelentes resultados y buena capacidad de crédito del sector financiero, impulsaron el resurgir económico del año 2010

• Rentabilidad, base para la inversión extranjera futura.
• Sector bancario está preparado para atender recomendaciones de Basilea III
• Crédito seguirá creciendo

Los resultados financieros muestran que, por un lado, las utilidades de los bancos de la región crecieron un 74% a nivel agregado, dando origen a unos mejores resultados en materia de rentabilidad del activo y del patrimonio y, de otro lado, el promedio agregado de la región puede ubicarse en el 13% anual. Este buen resultado en materia de rentabilidad, se constituye en un factor que muy seguramente será un centro de gravedad para la inversión extranjera en el futuro. Ello, tanto por los movimientos de compras regionales, fusiones y alianzas entre casas bancarias, que se presenten, como por los mayores nexos comerciales con el Asia y, en especial, con la China, que pueden ser un indicio de que hacia el futuro próximo puede esperarse inversión de dicho país en el sector bancario de la región.

América Latina definitivamente ha salido fortalecida con la crisis. El buen desempeño económico de la región se ha manifestado en hechos como que Latinoamérica ha mirado al Asía y ha dado pasos para diversificar su oferta exportadora. Sumado a ello, el buen momento del precio de las materias primas, el talante expansionista de la política monetaria, el escaso aumento del cociente deuda/PIB, han llevado a que países como Brasil, Chile, Perú, Uruguay y Panamá, hayan recibido una mejor calificación crediticia internacional.

PREPARADOS PARA BASILEA III

El crecimiento del producto y la sólida posición macroeconómica, a su vez, han rendido sus frutos para la región. Países como Perú y Chile mostraron una vigorosa dinámica de la cartera de créditos a lo largo del año en temas como consumo, vivienda y tarjetas de crédito. Chile, Colombia y los países centroamericanos, experimentaron aumentos de la cartera a nivel de dos dígitos. Los números muestran estabilidad en los registros, demanda de crédito y capacidad de respuesta. Adicional a ello, a la par que se ha ido incrementando la cartera, las entidades han realizado capitalizaciones que contribuyen a prevenir eventuales choques adversos. Esta resulta ser una excelente noticia para la estabilidad del sector, dadas las últimas recomendaciones que sobre el particular realizó el Comité de Regulación Bancaria de Basilea al revelar lo que en la opinión pública se conoce como Basilea III

Para el año 2011, muy posiblemente el crecimiento económico será inferior al del 2010. La inflación que resurge, dados eventos exógenos como el clima y el precio de los commodities, seguramente obligará a los bancos centrales a ajustar las condiciones de liquidez. Sin embargo, no se espera un cambio de postura abrupto. Por esta razón, el crédito tiene todas las posibilidades de seguir creciendo y seguir financiando hogares, empresa y sector público.
 

14/03/2011