Volver a la lista 

FELABAN: Las perspectivas económicas para la región permanecen estables

• Se mantiene el pronóstico de crecimiento de 3.6%
• Diferentes ritmos de crecimiento entre países industrializados y economías emergentes

FELABAN, Buenos Aires, abril de 2012 / Durante este año 2012 América Latina continúa mostrando buena salud en la economía. Las perspectivas de crecimiento económico previstas continúan inalteradas e incluso recientemente los organismos multilaterales las han incrementado ligeramente. Muy a pesar del complejo expediente que se registra en los países desarrollados, la desaceleración de la economía de China, las tensiones geopolíticas del medio oriente y su influencia en el precio del petróleo y los problemas de las economías de Italia y España, Latinoamérica sigue gozando de amplio acceso al financiamiento externo a costos muy razonables. Los precios de los metales, los cereales y el petróleo, permanecen beneficiando a la gran mayoría de países exportadores.

Factores asociados a los altos flujos de inversión extranjera, buen desempeño del consumo de los hogares, un mejor comportamiento del empleo, y unas cuentas fiscales mucho más balanceadas también permiten mencionar, sin lugar a dudas, que la región tendrá en el año 2012 un crecimiento destacado.

Bien vale la pena decir que el sector bancario sigue mostrando fortaleza para que, por un lado se financien las necesidades de las economías, como para mantenerse como un observador de los problemas que enfrentan las instituciones financieras tanto de Europa como de los Estados Unidos. Los bancos de la región, pese a que en muchos casos poseen casas matrices europeas, tienen en América Latina capitalización propia adecuada y reservas de liquidez para atender sobresaltos inesperados.

En este orden de ideas, FELABAN considera y ratifica que, aunque ve elementos suficientes y necesarios para estimar que la región mejorará su tasa de crecimiento económico, la predicción es la misma que la hecha en enero de 2012, de 3.6%.

ESTADOS UNIDOS HA MOSTRADO UNA LEVE REACCIÓN POSITIVA

Los diferentes ritmos de crecimiento económico entre países industrializados y economías emergentes son la nota predominante de la economía mundial. Estados Unidos ha mostrado una leve reacción positiva en materia de indicadores laborales, de producción manufacturera y de consumo de los hogares, razón por la cual el crecimiento económico ha sido mejor al esperado por la mayoría de las estimaciones elaboradas un año atrás. Los últimos pronunciamientos de la Reserva Federal muestran que, si bien la política de tasas de interés bajas se mantendrá, no existen pistas sobre inyecciones de liquidez adicional a la economía. El reto que permanece por solucionar, se relaciona con el déficit fiscal estructural de las finanzas federales que todavía supera los ocho puntos del PIB.

EUROPA CON INCERTIDUMBRE

La crisis de deuda soberana europea aun genera incertidumbre entre los agentes económicos globales, dadas las dificultades financieras que se originan para el sector estatal, el sector financiero, el financiamiento de hogares y empresas y el crecimiento económico. En este sentido, la aprobación de reformas estructurales que viabilicen las finanzas públicas y sienten las bases del crecimiento económico a la mayor brevedad posible, es urgente. También se destaca la necesidad de continuar con los programas de fortalecimiento del sector financiero, donde se promueve una mejor capitalización, una política de mejor medición del riesgo, así como un reacomodamiento de la posición de mercado de las entidades financieras.

En el caso de España, el FMI mencionó recientemente que, si bien existe una menor posición de riesgo en el caso de los bancos más grandes, aún hay un grupo de entidades que presenta vulnerabilidades financieras, por lo que es necesario seguir mejorando sus hojas de balance, fortalecer su capacidad administrativa y su gobierno corporativo.

En síntesis puede mencionarse que dados los distintos ritmos de crecimiento económico en el mundo, y los problemas estructurales que los mismos encierran, se prevé que la recuperación de las economías desarrolladas se dará en largo plazo. En el caso de América Latina puede mencionarse que una mayor integración de las exportaciones de materias primas de la región tiene más interdependencia hoy con evolución de la economía China. Esto plantea un riesgo considerable asociado a los choques externos que conduzcan a una desaceleración más pronunciada de lo esperado de la economía de ese país. También puede mencionarse que para los inversionistas de capital internacionales, el apetito por riesgos financieros más moderados puede llevar a que los flujos de capitales sigan llegando a la región, acentuando las presiones de apreciación sobre los tipos de cambio.

La Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, es una institución sin ánimo de lucro, constituida en 1965, en la ciudad de Mar del Plata, República Argentina. Agrupa, a través de sus respectivas asociaciones en 19 países del continente, a más de 500 bancos y entidades financieras de América Latina. Los países miembros de FELABAN son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

 

30/04/2012