Volver a la lista 

Con un entorno internacional adverso, la economía de América Latina continúa sólida

La Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN) emitió un comunicado sobre la situación económica y financiera internacional, en el que destaca la salud y buena gestión del sistema financiero regional

Agosto 16 de 2012 - FELABAN / Durante el segundo trimestre del año 2012, la debilidad del crecimiento de la economía global ha afectado el valor de las exportaciones de América Latina, por su efecto tanto en los volúmenes exportados como en el precio de las mismas, en gran medida, de materias primas.

Por otro lado, la mayor contracción fiscal y, especialmente, la incertidumbre de los mercados financieros y la reducción del apalancamiento bancario en las economías avanzadas, han incrementado la volatilidad de las variables financieras, en particular, de los flujos de capital y los tipos de cambio.

A pesar de que los riesgos a la baja en el crecimiento de la región se mantienen, dado un entorno internacional adverso, se prevé que la actividad económica en la mayor parte de las economías de la región para 2012, continúe sólida. Sin embargo, aunque en general, las economías latinoamericanas siguen estando a distancia muy razonable del epicentro de la crisis económica global, no son ajenas ante posibles desenlaces que impliquen riesgos importantes para la región.

Entorno internacional

Mientras tanto, en el mismo período de este año, la desaceleración económica mundial más pronunciada viene acentuando la incertidumbre financiera.

En Europa se observa que las primas de riesgo país siguen en niveles altos. Esto¸ sumado a la compleja situación del sector financiero y la necesidad de implementar medidas de austeridad fiscal, hacen que las perspectivas de crecimiento económico sean ajustadas a la baja. Los resultados de los programas de ajuste de Grecia y del rescate del sector financiero de España, así como el desempeño de Italia, serán determinantes para el futuro próximo.

Un aspecto de mucha relevancia que complica aún más la situación europea, es el escaso crecimiento del crédito a hogares y empresas, como consecuencia del alto nivel de desempleo y una decreciente capacidad de apalancamiento del sector financiero para atender posibles necesidades crediticias.

Por otro lado, la economía de los Estados Unidos aún muestra señales de un crecimiento económico muy modesto, que se ubica alrededor del 2%. El desempleo aún se mantiene en niveles históricamente altos que impiden pensar en una recuperación veloz de dicha economía. Un punto positivo a destacar es el reciente repunte del crédito, que ha llegado a niveles de 5% anual, lo cual es uno de los mejores registros de los últimos tres años. Sin embargo, la necesidad de reducir el déficit fiscal federal con reformas estructurales del gasto y el ingreso público, subsisten en el mediano plazo y requiere el impulso del Gobierno.

De la misma forma, se han observado menores tasas de actividad en algunos de los países emergentes, en particular en China, India y Corea del Sur. La economía China, por ejemplo, continuó su desaceleración en el segundo trimestre de 2012 y creció a una tasa de 7.6% que es la más baja desde 1999. El menor crecimiento del producto en China está asociado a una reducción de la demanda global, lo cual ha afectado negativamente las exportaciones de ese país, especialmente las dirigidas a Europa, su principal mercado externo.

Buena salud del sistema financiero de Latam y buena gestión

Teniendo en cuenta el panorama anterior, es importante destacar la capacidad de reacción en la región ante una crisis global severa, en cuanto a instrumentos de política económica. Un aspecto para resaltar es la buena salud del sistema financiero y bancario, gracias a la acertada gestión de los administradores, y a la alta calidad y cumplimiento de la supervisión y regulación financiera regional.

En general, los niveles de las reservas internacionales, la flexibilidad de los esquemas de tipo de cambio la estabilidad de las finanzas públicas, la mayor diversidad de mercados de exportación son algunas de las razones que, a juicio de FELABAN, permiten pensar que choques externos negativos importantes puedan ser absorbidos por las economías latinoamericanas sin comprometer el crecimiento económico de mediano plazo.

La Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, es una institución sin ánimo de lucro, constituida en 1965, en la ciudad de Mar del Plata, República Argentina. Agrupa, a través de sus respectivas asociaciones en 19 países del continente, a más de 500 bancos y entidades financieras de América Latina. Los países miembros de FELABAN son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Comunicaciones y Prensa, FELABAN

Consulte el enlace original a este documento:

www.felaban.com/comunicados.php
 

16/08/2012