Volver a la lista 

BCV: Avance del sector manufacturero privado refuerza el crecimiento econůmico

La economía venezolana suma siete trimestres consecutivos en expansión. Las actividades vinculadas al sector secundario de la economía tienen un peso de 14,5% en la conformación del PIB

La expansión de 2% en el sector manufacturero privado, observada en el segundo trimestre de 2012, refuerza el mayor dinamismo de la economía venezolana, que transita por una senda de crecimiento sostenido con siete trimestres consecutivos de incremento del Producto Interno Bruto (PIB).

Julio Hidalgo, economista y coordinador del departamento de Cuentas Macroeconómicas del Banco Central de Venezuela (BCV), explica que el avance de la actividad manufacturera ha sido determinante, porque en conjunto tiene un peso significativo de 14,5% en la conformación del PIB. Asimismo, destacó que en diversos subsectores de este amplio componente de la economía se registraron incrementos que sobrepasan incluso el 10%.

“Hay que destacar el auge observado en sectores con mucho dinamismo como: Madera (20,7%), Metales (24,5%) y Caucho y plástico (14%), para satisfacer la demanda por parte del sector construcción que ha sido masiva e intensiva. También crecen de manera sustantiva Vehículos (10,9%), Sustancias y productos químicos (7,9%), esto incluye productos de tocador, detergentes y artículos de limpieza; Maquinaria y aparatos eléctricos (3,8%) y actividades de edición (13%)”.

La actividad manufacturera está compuesta por todas las empresas del área fabril, vinculadas al sector secundario de la economía. Ello abarca ámbitos muy diversos, que van desde la confección de telas y prendas de vestir, hasta el curtido de cueros y la edición de revistas y otras publicaciones, entre otras.

Además del empuje aportado por la mayor demanda de bienes por parte del sector construcción, cuyo valor agregado registró una variación puntual de 17,6% en el segundo trimestre del año, el crecimiento en la industria manufacturera está muy ligado a un incremento de la Demanda Agregada Interna, donde se miden el gasto de consumo de los hogares y el gasto de inversión.

El aumento de la Demanda Agregada Interna significa que las familias venezolanas están adquiriendo más bienes y servicios y también que se están realizando mayores inversiones. Entre las causas de este positivo desempeño de la producción manufacturera destacan una mayor disponibilidad de materias primas y una mayor asignación de divisas para la adquisición de maquinarias y bienes de capital.

Hidalgo explicó que el aumento del gasto de los hogares, que en el segundo trimestre de 2012 dio un salto de 6,8%, obedece al incremento del salario por la vía nominal (aumento del monto del sueldo que devengan los trabajadores) y por la vía real, puesto que se han desacelerado las variaciones de los precios de los principales bienes y servicios. Este año en paralelo a la expansión de la actividad económica, la inflación anualizada ha descendido por siete meses consecutivos al caer de 27,6% a 19,4% entre diciembre de 2011 y julio de 2012.

Igualmente, el experto explicó que el gasto de consumo de las familias también se ve favorecido por la inversión social que realiza el Gobierno y la estabilidad del empleo. “Cada vez que una persona utiliza o demanda un servicio de salud o de enseñanza que le proporciona el Ejecutivo, incrementa la disponibilidad de sus recursos para adquirir otros bienes y servicios, porque es un dinero de su ingreso que ya no tiene que comprometer en esos fines tan importantes”.

La inversión del Gobierno en salud y educación se registra en la categoría “Servicios del Gobierno general”, que tiene una ponderación de alrededor de 12% en la confirmación del PIB y que creció 5,6% en el segundo trimestre para sumar 38 trimestres consecutivos en expansión. Hidalgo destacó que la inversión social que realiza el Ejecutivo tiene sus dos pilares fundamentales en Enseñanza y Salud, que entre ambas aportan casi el 50% del desempeño de este sector.

Prensa Banco Central de Venezuela

03/09/2012