Volver a la lista 

La educación financiera hace parte integral de la agenda de la banca latinoamericana

El III Congreso latinoamericano de Educación Financiera discutió la necesidad de que más sectores de la población tengan acceso a educación que ilustre y promueva una inclusión financiera con criterios de sostenibilidad

Durante el III Congreso latinoamericano de Educación Financiera, que se llevó a cabo los días 2 y 3 de octubre de 2012, en la ciudad de Punta del Este, Uruguay, se discutió la necesidad de que más porciones de la población tengan acceso a educación financiera y económica, que ilustre y promueva una inclusión financiera con criterios de sostenibilidad.

Las exposiciones y paneles dieron cuenta de que, si bien existe consenso entre los estudiosos, académicos y autoridades económicas sobre la importancia que tiene que el público incremente sus niveles de educación financiera, la evidencia muestra que existen aún amplios desafíos por superar. Aunque las encuestas realizadas por autoridades en los países desarrollados muestran que existen altos niveles de desconocimiento de las variables básicas de la banca en temas tales como ahorro, tasas de interés, endeudamiento, seguros y rentas previsionales, en América Latina, y en general en los mercados emergentes, las necesidades de educación financiera son amplias, dado que el tema tiene una incorporación relativamente reciente en la agenda de política pública.

Los bancos centrales y la cooperación público-privada juegan un papel preponderante

Los bancos centrales del mundo tienen un papel determinante en la educación financiera, al orientar al público en temas como el rol del dinero, la importancia de los bancos y el financiamiento de hogares y empresas. La generación de información oportuna y confiable es una herramienta fundamental para que el público conozca rápidamente el comportamiento de variables que son determinantes a la hora de tomar sus decisiones de compra, consumo y ahorro en horizontes intertemporales que van desde lo cotidiano hasta aquellas que involucran compromisos de largo plazo.

En el Congreso CLEF se observó la importancia que tiene la cooperación público privada para la realización de este objetivo. En ese sentido, se habló permanentemente de la exitosa combinación que resulta de la implementación de políticas públicas del más alto nivel de los estados, con los planes de trabajo de las entidades bancarias privadas para entregar más herramientas de conocimiento práctico a los clientes y al público en general.

América Latina, se involucra cada vez más en el tema

Se observa entonces que más países de la región han incorporado en su legislación o en sus planes de estado y gobierno programas destinados a que la educación financiera sea una realidad. En esto se involucran supervisores, ministerios, agencias especiales u organismos interinstitucionales que promuevan el desarrollo de planes, la ejecución de programas y la realización de actividades de amplia difusión que incluyen ferias, jornadas de trabajo.

Un cúmulo de actividades muy creativas y didácticas se realiza en América Latina para promover la educación financiera que esté al alcance de cada vez más población. Por un lado, existen varios museos interactivos de carácter público, donde el público conoce la función de la intermediación financiera, así como la función del dinero o la importancia del ahorro para realizar un consumo sostenible financieramente. Dentro de las actividades también se tienen concursos de teatro, proyectos de telenovelas financieras, jornadas o semanas de la educación financiera, ferias, visitas a barrios populares para propiciar un acercamiento pedagógico y constructivo entre expertos en el tema y el público en general.

Finalmente, la educación financiera muestra importantes avances y experiencias dignas de imitar y elogiar, dados los ingentes esfuerzos que se realizan para mejoramiento. Igualmente, existen inmensos retos por superar puesto que el sector financiero y la economía mundial se muestran dinámicos y llenos de innovación en materia de evolución económica y nuevos productos financieros. Sin embargo, en la medida en que tanto entidades privadas, como gremios y entidades estatales y centros educativos se unan en objetivos comunes, el alcance de una meta de un público más educado financieramente será de mayor factibilidad.

La Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, es una institución sin ánimo de lucro, constituida en 1965, en la ciudad de Mar del Plata, República Argentina. Agrupa, a través de sus respectivas asociaciones en 19 países del continente, a más de 500 bancos y entidades financieras de América Latina. Los países miembros de FELABAN son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Comunicaciones y Prensa

Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN

 

18/10/2012